Día de la Madre

Como cada primer domingo de Mayo, este domingo es el día de la madre, es un día especial donde ellas son las protagonistas y oficialmente es su día. Nuestra madre es un pilar muy importante desde que nacemos, durante todo nuestro desarrollo e incluso cuando ya no esta junto a nosotros, pues es una de nuestras mayores referencias.

El rol de la figura materna esta constantemente presente desde la infancia y es el modelo a seguir junto con la figura paterna. Desde bien pequeños nos fijamos y aprendemos de ella porqué la queremos y la admiramos. En gran parte gracias a el aprendizaje por imitación, la conducta de nuestra madre en observada y adquirida en nuestro repertorio. Ella nos transmite unos valores, una manera de actuar, un saber estar, etc… que será de gran influencia durante los primeros años para ir elaborando nuestra propia personalidad.

Si tienes una buena relación con tú madre podríamos decir que esta es sólida y que existe un vínculo afectivo que os permite relacionaros de manera correcta, ya sea mediante el dialogo, la comprensión, la empatía, la cordialidad, el cariño, el respeto, etc. Gozar de buena relación es importante ya que os facilitará el poder disfrutar de muchos momentos juntos, os permitirá compartir las alegrías, las celebraciones y las buenas noticias entre otras cosas. Y del mismo modo también seréis capaces de compartir confidencias, consejos e inquietudes con ella. Todos estos aspectos refuerzan vuestro vínculo de manera positiva. Si la relación con tú madre es buena, considérate una persona muy afortunada, valora y fortalece vuestra relación, expresándole lo mucho que la quieres y lo feliz que te hace tenerla como madre.

¿Has pensado qué regalarle?

Seguramente tu tiempo es más valioso que cualquier regalo material y le llenara mucho más. Se sentirá más querida al ver que te preocupas por ella y quiere compartir tu tiempo, que si recibe un objeto material. Piensa en lo que le podría hacer ilusión, pero sobretodo hazlo pensando en ella, puedes compartir un desayuno con ella en su casa o en un lugar acogedor, regálale una visita sorpresa con una conversación agradable, regálale una llamada telefónica para felicitarle y preguntarle como se encuentra o regálale un paseo por su barrio. Aunque el mejor regalo sería sin lugar a duda, un buen abrazo y un te quiero.

Si crees que vuestra relación no es tan buena como desearías por motivos diversos. Elige en que medida estas dispuesto a compartir tu tiempo con ella. Escoge la cantidad (5min, 10min, 30min,…) y pasa a la acción. El tiempo que decidas para compartir será el correcto, no valores la cantidad simplemente lo que ofrezcas hazlo de corazón.

Si por el contrario tu madre ya no esta presente, piensa en ella, ponle una velita y dedícale unas palabras bonitas, haz algo que sepas que le gustaba, si era pasear por la playa date un buen paseo o si tenía un plato preferido cocínalo. Comparte ese momento con ella, que seguro que ella también lo estará disfrutando junto a ti.

No esperes al día de la madre para compartir tu tiempo, ella te lo agradecerá en cualquier momento.

 

Deja un comentario