Así fue el Taller de Pascua

La actividad consistió en realizar un huevo de chocolate de Pascua. A cada niño se le entregó un globo pequeño (los típicos globos de agua) y tenían que introducirlo en un recipiente lleno de chocolate derretido. Una vez sumergido el globo aproximadamente a media altura, lo dejaron secar sobre una bandeja con papel de horno antiadherente  hasta que verificamos que el chocolate estaba endurecido. Dependiendo de la marca del chocolate puede variar el tiempo, pero aproximadamente oscila entre 8 y 10 minutos.

Mientras el huevo se seca, cada niño fue colocando cinco Lacasitos dentro de una base de papel (los típicos papeles usado de base en las magdalenas) junto con un gracioso pollito.

Del proceso para retirar el globo una vez endurecido el chocolate nos encargamos los adultos. Tiramos suavemente del “rabillo” del globo, con unas tijeras y en el pliegue hicimos un pequeño corte para que se desinflara poco a poco. Si una vez desinflado el globo queda alguna parte del mismo pegada en el chocolate, con cuidado lo desengancharemos y listo!.

Este taller les gustó mucho porque cada niño creo con sus manos su propio huevo de pascua, las caritas eran de asombro y de incredulidad, incluso a algún niño se le escapo un: “¡Hala! …” mientras no perdían detalle de la actividad.

Todo el proceso lo realizaron ellos solos y únicamente necesitaron ayuda para retirar los globos del huevo y a la hora de introducirlos en las bolsas para poder llevárselos cómodamente y mostrar sus dotes culinarias en casa.

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

Material utilizado:

– Chocolate duro de pastelería para deshacer
– Un recipiente o bol
– Un globo pequeño
– Tijeras
– Papel base de las magdalenas
– Lacasitos o caramelos
– Un pollito de pascua
– Una bolsita de plástico
– Cinta para cerrar la bolsa
– Papel de cocina antiadherente
– Una bandeja de aluminio

Recomendaciones:

– Si el chocolate está muy caliente el globo puedo explotar, probarlo antes con una cuchara.
– Cuando el chocolate esté seco volver a sumergir el globo de nuevo, así con dos capas tendrá mayor consistencia para poder manipularlo.
– No explotéis el globo con un alfiler, corréis el riesgo de estropear el huevo.

Espero que disfrutéis mucho con vuestros hijos realizando esta actividad!!!

 

Deja un comentario